Paradigma Ackerknecht

Medicina del Hospital: Cambiando el paradigma*

 Reseña de Medicine at the Paris Hospital, 1794-1848 de Erwin Ackerknecht

 

María Camila Schrader
María Paula Ortega
Catalina Monsalve
David Saracino
Tomás Mestre

Universidad del Rosario

Medicine at the Paris Hospital, 1794-1848 (1) escrito por Erwin Ackerknecht y publicado en 1967, es un libro que describe el desarrollo de la medicina del hospital y a sus personajes más relevantes dentro de los procesos históricos, políticos, económicos y sociales que tuvieron lugar en Paris entre 1794 y 1848. Ackerknecht fue un médico alemán e influyente historiador de la medicina, quien centró sus publicaciones en el estudio de las dimensiones sociales y ecológicas de la enfermedad dentro del contexto sociocultural (2).

Para hablar de la medicina del hospital es necesario entender el proceso a través del cual se dio un cambio de mentalidad de la época. Dicho cambio se vio influenciado por una filosofía basada en el empirismo radical, en donde era posible obtener el conocimiento a través de un método de observación correcto, por lo que resultaba inútil conocer la causalidad de las enfermedades (Empirismo Escéptico). Gracias a esto, el hospital dejó de ser un lugar medieval para miserables sin esperanza, mejoró en su concepción y organización, y se convirtió en una institución médica, transformándose así en la cuna de la nueva medicina; una corriente basada en el examen físico, la anatomía patológica y la estadística, sin dejar de lado el galenismo y la medicina hipocrática. De esta manera, la medicina del hospital nació de una revolución política y tecnológica que se ve reflejada en la educación, en donde se unieron las ciencias básicas, la cirugía y la humanización médica.

En esta revolución participaron diferentes personajes que consolidaron conjuntamente la nueva medicina. Inicialmente Pinel, ideólogo de la observación, implementó un pensamiento médico analítico, de lo simple a lo complejo –de los síntomas a la enfermedad-, estadístico y nosológico [1]. Posteriormente, Bichat instauró una visión sobre anatomía descriptiva junto a una percepción vitalista, a la que Broussais añadió una perspectiva fisiológica en la cual la enfermedad era consecuencia de la irritación en la mucosa intestinal, desde donde se diseminaba a los demás órganos.

Lo anterior, abrió paso a una anatomía patológica y a un diagnóstico físico dado inicialmente por el principio de percusión como método diagnóstico propuesto por Corvisart, seguido de la nosología explicada por Bayle para el tratamiento diferencial de las enfermedades y concluyendo con Laennec, quien implementó el estetoscopio como herramienta de auscultación. De este modo, la auscultación y la percusión hicieron posible una anatomía patológica viva, que iba más allá de identificar la enfermedad en el cadáver; se trataba de reconocer los signos físicos en el organismo vivo.

Otros avances se dieron también en el campo de la terapéutica, la cirugía y la higiene. En cuanto a la terapéutica, debido a la crítica hacia el localismo, se hizo necesaria la eliminación de los medicamentos nocivos y la instauración de una nueva generación farmacológica experimental que estuviera dirigida hacia el bienestar individual. La cirugía por su parte, se vio reunificada con la medicina y aunque logró muchos avances, más que todo en métodos y procedimientos, no culminó en la creación de una nueva teoría médica como sí lo hizo la medicina interna; la cirugía había logrado ya su punto máximo de desarrollo a concepción de los contemporáneos [2]. Por último, la higiene se implementó como medida pública preventiva desde una noción social, en la que las condiciones de vida, y no el contagio, daban lugar a la aparición de la enfermedad; todo esto favorecido por la desconfianza y decepción en la terapéutica.

Otro fenómeno que se dio como consecuencia de la medicina del hospital fue la especialización; París se convirtió en la cuna de la mayoría de las especialidades médico-quirúrgicas. El localismo y solidísimo con el que se entendía el cuerpo humano, permitieron que se dejara de concebir la enfermedad como un evento general humoral; ésta estaba localizada en los diferentes órganos, y así mismo se podía estudiar y tratar por separado. Entre las especialidades más relevantes se encontraban: la anatomía patológica, la psiquiatría, la pediatría y geriatría, dermatología y venereología, ortopedia, otología y medicina legal.

A pesar de todas la innovaciones y descubrimientos alcanzados, a partir de 1840, Francia se sumergió en un retraso, mientras Alemania progresaba a un nivel que lo podría llevar a la superioridad; París había pasado de “un entusiasmo y fe apasionados, a la indiferencia, inercia y al individualismo” (1).

A nuestro modo de ver, es evidente que la semiología es el pilar fundamental de la práctica médica y una de las herramientas diagnósticas más importantes, ya que recoge la esencia de la filosofía basada en la observación, que fue central en el cambio de pensamiento del siglo XVIII y XIX. Dicho cambio generó tal impacto que a pesar de que actualmente se tengan nuevas y mejores tecnologías, la semiología sigue siendo esencial en la educación y práctica médica. Así mismo, se empezaron a implementar nuevas técnicas y conocimientos dentro del hospital que trajeron consigo la creación de las especialidades médicas, basadas en el localismo y solidísimo. Esto generó un impacto positivo, ya que contribuyó al conocimiento de cada parte del cuerpo; sin embargo, hoy en día, la especialización ha llegado a tal punto, que se ha perdido la visión holística e integral del paciente, considerándolo como un órgano, mas no como un ser humano.

En conclusión, la historia es el reflejo de lo que hoy conocemos y su entendimiento, la justificación de nuestra práctica. No sorprende que la observación, el examen físico, la anatomía y fisiología patológica, la estadística –ahora epidemiología- la terapéutica y las especializaciones, arraigadas en esta época, sean el fundamento de la práctica y formación médica actual.

Bibliografía

1. Ackerknecht, E. H. (1967). Medicine in the Paris hospital, 1794-1848. Baltimore: The John Hopkins Press.

2. Erwin H. Ackerknecht – Biografía, libros y novelas [Internet]. com. 2016 [citado 19 de septiembre de 2016].

3. Assale, R. Nosología [Internet]. Diccionario de la lengua española. 2016 [citado 19 de septiembre de 2016].

Notas

* Esta reseña fue realizada como parte del curso Sociohumanismo I (4° semestre Medicina) en septiembre de 2016.

[1] Nosología: Rama de la medicina que se encarga de describir, explicar, diferenciar y clasificar las enfermedades (3).

[2] Baron A. Boyer (1814): La cirugía había alcanzado el “más alto grado de perfección que se puede obtener” (1).

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s