Auscultación ~ Natalia Johnson

LA AUSCULTACIÓN*

Natalia Johnson Arciniegas

La auscultación es un procedimiento que se volvió fundamental y popular gracias a René Laënnec y sus importantes aportes a la semiología médica. Es un método de exploración física, en donde se hace uso del sentido de la audición para escuchar los sonidos normales y patológicos producidos por los diferentes órganos del cuerpo (1).

Aunque en la Antigüedad no existía el término auscultación, se menciona en los escritos de Hipócrates una técnica muy similar conocida como la sucusión hipocrática, en donde se proponía poner el oído en el tórax del paciente para poder escuchar los ruidos producidos por el organismo (auscultación directa, Fig. 1). Sin embargo, fue un procedimiento que no se utilizó con frecuencia y que fue reemplazado a principios del siglo XIX por la percusión torácica introducida por Auenbrugger (2).

jaume-ferran-i-clua   thom-laennec

                            Figura 1                                                                               Figura 2

Figura 1: Jaime Ferrán y Clúa auscultando a un paciente, fotografía tomada hacia 1873-1887.

Figura 2: Pintura de Robert A. Thom, 1960. Reconstrucción imaginada de la auscultación, Laënnec auscultando a un paciente, realizada más de un siglo después de la muerte de Laënnec.

Solo fue hasta 1816 que la auscultación comenzó a tener otro rumbo y aunque no ocupó un lugar importante de forma inmediata, sí logró generar conocimiento fundamental que en años posteriores seria retomado y complementaría la concepción anatomo-patológica que los médicos tenían, permitiéndoles así diagnosticar a los pacientes antes de que estos fallecieran. Esto gracias al invento del médico francés René Laënnec: El estetoscopio, un instrumento que permitía auscultar al paciente sin necesidad de entrar en contacto directo con su cuerpo (auscultación indirecta, Fig. 2) (2).

La importancia que tiene Laënnec en el resurgimiento de la auscultación va más allá de la invención del estetoscopio, teniendo en cuenta que a partir de esta herramienta este médico desarrolla para 1819 su tratado De l’auscultation médiate (De la auscultación mediata), que mostró a sus contemporáneos evidencia científica de sus hallazgos y que le daría fuerza tanto a la importancia de la auscultación como al uso del estetoscopio para poder escuchar y entender los ruidos del cuerpo. En este se plasma la relación que existe entre ciertos signos clínicos como los que se lograban apreciar por medio de la auscultación, con observaciones patológicas halladas posteriormente en las disecciones de cadáveres (3).

Para este tiempo el citado tratado, la auscultación y el estetoscopio eran temas complicados de entender, porque ¿Cómo se puede explicar lo que se escucha, si el sonido es algo que percibimos con uno de los sentidos, el oído, en vez de con la vista y que es difícil de representar o de describir? Entonces se trataría de una observación subjetiva que restaría valor a la medicina objetiva que se estaba desarrollando en Paris, causando por ello controversia en la comunidad médica. Posteriormente fueron varios médicos los que se opusieron al uso de la auscultación porque consideraban que este procedimiento era innecesario y a partir de éste no se obtenía nueva información del paciente (1).

Aunque el tratado y los trabajos realizados por Laënnec no fueron acogidos de forma inmediata estos principalmente se centraban en la descripción de signos de auscultación y enfermedades relacionadas con el aparato respiratorio, un paso esencial que permitió que consecutivamente médicos como Skoda, Wintrich, Traube y Gerhardt perfeccionaran la técnica de auscultación, llevando el arte de la medicina por un nuevo camino en donde la audición del interior del organismo se volvería un pilar fundamental (4).

La popularización de la auscultación inicia hacia finales del siglo XIX y viene acompañada más que de una transformación médica, de una transformación social, en donde el médico busca mantener un estatus alto en la sociedad e intenta marcar distancias en la relación médico-paciente. En este punto es donde el estetoscopio se vuelve fundamental, y en compañía de este la auscultación que llega a ser tan importante que se considera uno de los cuatro métodos básicos que se debe aplicar en la realización de un examen físico en la actualidad. Si bien los términos de auscultación y estetoscopio están muy relacionados no solo por la forma en la que se originaron, sino que son términos que se complementan, es de gran importancia tener claro que la auscultación es una técnica para escuchar e interpretar los sonidos, mientras que el estetoscopio es un instrumento que facilita el procedimiento de auscultar (2).

 

Bibliografía

1. Lachmund, J. (1998). “Between scrutiny and treatment: physical diagnosis and the restructuring of 19th century medical practice”. Sociology of Health and Illness, 20 (6): 779–801.

2. Díaz Novás J, Gallego Machado B. (2005). “Laennec y el estetoscopio”. Rev Cubana Med Gen Integr, 21: 1-2.

3. Duffin, J. (1989). “The cardiology of R.T.H. Laennec”. Medical History, 33 (1): 42–71.

4. Giordano Navarro V. (2015). “Auscultación”. Curso de Ciencias Clínicas I. Universidad de San Carlos de Guatemala. Disponible en: http://www.cunoc.edu.gt/medicina/ClinicasIsemana19auscultacion2015.pdf

Notas

* Este texto fue producido en octubre de 2016 por la autora, para la Enciclopedia Latinoamericana Biomédica Universal editada por el Dr. Arsenio Morobinski, dentro del curso Sociohumanismo I (4° semestre de la carrera de Medicina), impartido en la Universidad del Rosario, Bogotá.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s