Auscultación ~ Natalia Pedraza

LA AUSCULTACIÓN*

Natalia Andrea Pedraza López

La medicina contemporánea tiene entre sus símbolos al estetoscopio como signo identitario de la profesión. Este instrumento es usado para explorar los ruidos que se producen en el interior de un organismo, es decir, para auscultar. La auscultación se realiza principalmente a nivel del tórax y del abdomen. Dependiendo de los ruidos percibidos, se puede conocer el funcionamiento fisiológico o patológico de órganos como corazón, pulmones o  intestinos.

La auscultación inmediata se utilizó desde la Grecia Antigua. Hipócrates describió que acercando el oído al pecho de un paciente se podía identificar signos de enfermedad pulmonar. Sin embargo su observación no se tomó en cuenta hasta 1816, cuando el médico francés Double empezó a describir los ruidos que escuchaba en el pecho de sus pacientes. Double publicó un capítulo sobre ruidos de la respiración y patologías pulmonares y otro sobre ruidos del corazón, sus variaciones y  su relación con  patologías. A pesar de su contribución clínica, su trabajo no se popularizó por no aportar una clasificación sistemática.

Casi simultáneamente el doctor Laennec tuvo un caso en el que se le dificultó hacer uso de la auscultación directa, por lo que usó un papel enrollado imitando un juego popular entre  niños parisinos. Así surgió la idea para el primer estetoscopio. En los años posteriores Laennec diseñó un cilindro de madera que permitiera amplificar sonidos, promoviendo así la auscultación mediata.

Su invento se acompañó de estudios  que le  llevaron a producir una compleja clasificación en la cual se hacían analogías viso-auditivas que permitían comprender los distintos ruidos, se relacionaban ruidos con enfermedades y se explicaban desde la anatomopatología, pilar de la medicina francesa de la época. Hubo una resistencia inicial por parte de médicos que lo veían ridículo e innecesario al realizar una valoración tradicional completa. Sin embargo, el método se empezó a usar en Francia porque permitía encontrar una causa anatómica de la enfermedad. El estetoscopio se difundió por ser práctico, higiénico y respetuoso con la moral. Igualmente, su explicación fue bien acogida pues la escuela francesa promovía la práctica en el hospital como método de investigación y enseñanza, lo que implicó que la magnitud de los hospitales requiriera la presencia del estetoscopio y que hubiera suficiente cantidad y variedad de pacientes para estudiar su uso. Los médicos asistían al hospital para aprender desde la práctica clínica.

Pero en médicos extranjeros, como el alemán Puchelt, la replicación de las observaciones de Laennec no llevó a resultados. Como ilustra su trabajo clínico en Heidelberg, los hospitales en Alemania y en otros países no eran lo suficientemente grandes, comparados con las dimensiones de los hospitales parisinos. Por ello el aprendizaje de las técnicas de auscultación requirió a menudo hacer práctica clínica guiada en París. ¿Cómo se superó esta dificultad en la divulgación de la auscultación? Como veremos, en el extranjero, lugares como Viena, con un sistema hospitalario comparable al parisino, son los que propiciarían una apropiación y desarrollo activos de la auscultación.

Adicionalmente, la difusión del método se separó de la clasificación e interpretación de sonidos.   Médicos de otros países lograron aprender y enseñar independientemente de Laennec. Por ejemplo en 1839, en Viena, el doctor Skoda ofreció una interpretación y clasificación de ruidos menos amplia acompañada de investigación experimental y explicaciones físicas. El sistema de Skoda fue rechazado por médicos franceses pues catalogaron como débil su relación con la anatomía patológica y como innecesarios sus experimentos. Aun así, su taxonomía logró encajar con la medicina epistémica investigativa que estaba ganando seguidores y con la perspectiva anatomo-clínica que ya estaba en auge. El método resultó tan confiable que es vigente en la actualidad. Logró adaptarse a distintos países e incluso diferentes paradigmas médicos, convirtiéndose en uno de los símbolos de la medicina.

Referencias

1. Reiser SJ. The medical influence of the stethoscope. Scientific American. 1979; 240(2):148-156.

2. Lachmund J. Making sense of sound: Auscultation and lung sound codification in nineteenth-century French and German medicine. Science, Technology & Human Values. 1999; 24(4): 419-450.

3. Suspène M. François Joseph Double et l’auscultation. Histoire Des Sciences Médicales. 2007; 41(4): 379-384.

4. Diccionario de la Real Academia Española [Internet]. 23 Ed. Disponible en: http://dle.rae.es/?w=diccionario

5. Ackerknecht E. Medicine at the Paris Hospital, 1794-1848. Baltimore: The Johns Hopkins Press; 1967.

6. García MP, Nova DV, Ortiz G, Palomar AF, Pedraza NA, Peralta AM et al. Reseña del libro Medicine at the Paris Hospital, 1794-1848. 2016.

Notas

* Este texto fue producido en octubre de 2016 por la autora, para la Enciclopedia Latinoamericana Biomédica Universal editada por el Dr. Arsenio Morobinski, dentro del curso Sociohumanismo I de 4° semestre de la carrera de Medicina, impartido en la Universidad del Rosario, Bogotá.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s