Auscultación ~ Juan Pablo González Tamayo

LA AUSCULTACIÓN*

La auscultación vista desde los sonidos

Juan Pablo González Tamayo

auscultacion-directa

Figura 1. René Laennec (1781-1826) llevando a cabo la técnica de auscultación a oído.

La auscultación se define como aquel ejercicio que consiste en la utilización del oído, con apoyo de instrumentos o sin ellos, para escuchar la región torácica o/y abdominal con el fin de explorar ruidos patológicos, que bajo la perspectiva anatomo-patolológica representan una alteración estructural/orgánica en el examinado (1)(2). La auscultación, junto a la exploración, percusión, y palpación conforman los procedimientos del examen físico. Cada uno surgió en diversas esferas temporales y espaciales, dando nuevos significados y atributos a la enfermedad, y paulatinamente a su tratamiento (3)(4).

En su principio, la auscultación no significó un ejercicio rutinario y de rotunda importancia en la práctica médica como lo es hoy en día, casi un ritual o un acto litúrgico en la consulta contemporánea (3). Básicamente, esta suponía de un contacto y una postura tanto íntima como incómoda para el examinado y el examinador, que según numerosos autores y médicos escépticos podía tornarse incluso un obstáculo en el correcto establecimiento de un diagnóstico certero (3).

1366_2000

Figura 2. Primer estescopio diseñado y producido por Laennec.

René Laennec (1781-1826), médico francés que a temprana experiencia clínica perfeccionó la técnica auscultativa gracias a su más emblemática invención denominada estetoscopio (también llamado fonendoscopio) logrando captar patrones y series de sonidos, que si bien únicamente no provienen del corazón, eran comprendidos y codificados como una inferencia de lo que sucedía en el interior del cuerpo (3). Estos sonidos captados debían ser entonces clasificados e interpretados por el tratante, con tal dominancia técnica, que sería similar al hecho de que por ejemplo una persona del común identificase el canto de un canario. De ello proviene la asociación construida entre médico y músico, en cuanto a que ambos muestran excepcional disciplina en capacidad, calidad y fineza auditiva (3).

La comprensión de los sonidos, requirió un aprendizaje y estandarización en el que se vieron involucrados conceptos como el empirismo clínico y la anatomopatología, no solo dando puntos de referencia a la interpretación sonora, o reafirmando la universalización del método clínico parisino que en el momento regía, sino también cuestionando el absoluto protagonismo de la visión y el tacto en la evaluación clínica. Equiparándolos así con el oido, para luego incentivar la integración de todos los sentidos del médico en la realización de un diagnóstico (2)(4).

Entre los principales puntos de propagación de la clínica parisina se evidencia la repercusión que esta generó en Viena, que hasta ese entonces era uno de los principales centros médicos de cultura germánica, que no quedó inmune a este método, lo que supuso transformaciones por algunas discrepancias entre ambas escuelas (4). Desencadenando lo que más adelante se traduciría como una necesidad en un consenso de estandarización (4).

En éste, se trató las diferencias en pro de desvanecer redundancias, homogeneizando la práctica de manera universal (4). Dando resultados como clasificaciones esquemáticas internacionales, guías y protocolos clínicos, caracterizados por ser laxos (que según Timmermans y Berg, la multiplicidad no debe ser vista como un problema, y no afecta su aceptación en contextos locales) (4).

Se evidencia entonces que la auscultación tenía que ser elaborada, con articulación de recursos culturales y materiales de determinada localización (3)(4). Las habilidades ya adquiridas por un médico, la coherencia y armonía de la investigación diagnóstica con otros esfuerzos de laboratorio y otros adicionales, eran factores determinantes en lo que Lachmund denominaría “una de las más importantes innovaciones del siglo XIX en la medicina”, la auscultación en el diagnostico fisiopatológico de las enfermedades (2)(4).

intro2

Figura 3. Ruidos cardíacos identificados gracias al consenso internacional. Se expone su nomenclatura y junto a su correspondiente transición en el electrocardiograma de una derivación.

Referencias

1. RAE. Auscultación. Diccionario de la Lengua Española [online]. 2016.
[Accessed 23 October 2016]. Available from: http://dle.rae.es/?id=4PubOEQ

2. LACHMUND, Jens. Between Scrutiny and Treatment: Physical Diagnosis and the
Restructuring of 19th Century Medical Practice. Sociology of Health and Illness.
1998. Vol. 20, no. 6, p. 779–801. DOI 10.1111/1467-9566.00129.

3. JOHANNISSON, Karin. Los signos. El médico y el arte de la lectura del cuerpo. 1ra
Edició. Barcelona: Editorial Melusina, 2004.

4. LACHMUND, Jens. Making Sense of Sound: Auscultation and Lung Sound Codification in
Nineteenth-Century French and German Medicine. Max Planck Institute for the
History of Science. 1999. No. 24, p. 419–445.

Imágenes

Figura 1. Tomada de: http://tomascabacas.com/estetoscopio-laennec/
Figura 2. Tomada de: http://www.xataka.com/medicina-y-salud/rene-laennec-el-medico-queinvento-el-estetoscopio
Figura 3. Tomada de: https://sites.google.com/site/fisiologiadelciclocardiaco/soplos-y-ruidoscardiacos

Notas

* Este texto fue producido en octubre de 2016 por el autor, para la Enciclopedia Latinoamericana Biomédica Universal editada por el Dr. Arsenio Morobinski, dentro del curso Sociohumanismo I (4° semestre de la carrera de Medicina), impartido en la Universidad del Rosario, Bogotá.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s