Auscultación ~ Kevin Llinás

LA AUSCULTACIÓN*

Kevin Llinás Caballero

La auscultación es mencionada por lo menos desde la medicina clásica greco-latina, pero se configuró propiamente como método de la medicina moderna a mediados del siglo XIX, a partir de los diversos esfuerzos en este área por médicos como Auenbrugger, Corvisart o Laënnec.

thom-laennec

Figura 1: Laënnec auscultando a un niño con su estetoscopio.

En 1816, frustrado en sus intentos de llegar a un diagnóstico (por la obesidad de la paciente a la que atendía, aunada a las restricciones morales de la época, que le impedían posar su oído directamente sobre el pecho de la paciente), el médico francés René Laënnec, logra escuchar mejor el corazón gracias a un cilindro de papel que él mismo fabrica. A partir de esta experiencia, Laënnec confecciona el primer estetoscopio, el cual lleva su nombre (Fig. 1), e introduce el término de ‘auscultación mediata’, sobre lo cual escribe un extenso tratado.

Auscultar (del latín auscultare, ‘escuchar con atención’) se define como “aplicar el oído a la pared torácica o abdominal, con instrumentos adecuados o sin ellos, a fin de explorar los sonidos o ruidos normales o patológicos producidos en los órganos que las cavidades del pecho o vientre contienen” (1). Partiendo de lo anterior, podemos afirmar que la auscultación es un método diagnóstico que hace parte de la inspección física que el médico hace de su paciente.

En retrospectiva, el ejercicio del diagnóstico médico – hasta el momento de invención del estetoscopio – se basaba especialmente en la observación visual y en lo que el paciente refería. Con respecto a esto, el médico vienés Leopold Auenbrugger era bastante crítico, al igual que lo fue Laënnec más adelante, pues consideraba que este tipo de observación no aportaba significativamente al diagnóstico y que el relato del paciente era dudoso, por lo que era imperioso hallar evidencia objetiva de la enfermedad. En ese sentido, Auenbrugger inventó la percusión como método para el diagnóstico. No obstante, la introducción de esta técnica en la práctica médica de la época (mediados del siglo XVIII) se vio entorpecida, en parte porque implicaba una visión anatomopatológica de la enfermedad, la cual contravenía la teoría humoral que reinaba en ese entonces; por otro lado, las descripciones y explicaciones que Auenbrugger ofrecía sobre su método eran bastante escasas para la precisión que este requiere.

Posteriormente, Laënnec inventa el estetoscopio en las circunstancias casi serendípicas ya relatadas, siendo este el primer instrumento diagnóstico utilizado, el cual transformó la relación médico-paciente y convirtió la auscultación en imprescindible para la diagnosis, contribuyendo a cambiar de manera significativa la práctica médica del siglo XIX. En contraposición a Auenbrugger, Laënnec se encontró con una comunidad médica más receptiva a interpretaciones anatomopatológicas de la enfermedad. También fue excesivamente minucioso en la descripción de los sonidos que se obtenían de la auscultación, lo que le otorgó credibilidad. Sin embargo, hubo quienes detractaron la auscultación aduciendo que ésta degradaba la dignidad del médico, que obligaba a adoptar posiciones incómodas o que era superflua.

6152-card-iv-black-s_p

Figura 2: Estetoscopio moderno.

Pese a que, más tarde, otras tecnologías como las radiografías saltaron a la palestra y opacaron al estetoscopio, este se mantiene hoy como una herramienta trascendental para la detección de alteraciones cardíacas y pulmonares (Fig. 2), además de representar un vínculo con la tradición médica precedente.
Para concluir, cabe resaltar que la auscultación jamás ha sido una técnica fácil de dominar, pues entraña diferenciar, identificar, sistematizar y, en ocasiones, expresar verbalmente un conjunto de sonidos; en palabras de Johannisson, “el oído tenía que transformarse en un ojo que cumpliera la función de la lengua”.

Referencias bibliográficas

1. Diccionario de la lengua española: «auscultar» [página en Internet]. Madrid: Real
Academia Española; c2014 [citado 26 Oct 2016]. Disponible en:
http://dle.rae.es/?id=4Pw2gNg

2. Reiser S. The medical influence of the stethoscope. Scientific American. 1979;240(2):148-
156.

3. Johannisson K. Los signos: el médico y el arte de la lectura del cuerpo. Barcelona:
Melusina; 2006.

4. Lachmund J. Between scrutiny and treatment: physical diagnosis and the restructuring of
19th century medical practice. Sociol. Health Illn. 1998;20(6):779-801.

Figuras

Figura 1: Tomada de: https://historiainfinita.wordpress.com/2009/02/28/la-invencion-del-estetoscopio/ 

Figura 2: Tomada de: http://multimedia.3m.com/mws/media/1123527P

Notas

* Este texto fue producido en octubre de 2016 por el autor, para la Enciclopedia Latinoamericana Biomédica Universal editada por el Dr. Arsenio Morobinski, dentro del curso Sociohumanismo I (4° semestre de la carrera de Medicina), impartido en la Universidad del Rosario, Bogotá.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s