Los signos de Karin Johannisson (1944-2016)

En noviembre del año pasado murió Karin Johannisson a los 72 años, tras desarrollar una notable carrera como profesora de historia de las ideas y la ciencia en la universidad de Uppsala y exitosa autora en el ámbito de la historia de la medicina. Su lucha contra un tumor cerebral en los últimos años de su vida no le impidió publicar en 2015 su último libro, Den sårade divan: om psykets estetik [“El diván herido: Sobre la estética de la psicología”] o recibir en 2016 el prestigioso premio Övralid (instituido sobre el legado del premio nobel de literatura sueco Verner von Heidenstam).

5846Después de publicar su tesis doctoral, Magnetisörernas tid: den animala magnetismen i Sverige (1974), sobre el magnetismo animal y el mesmerismo en Suecia, durante cuatro décadas Johannisson desarrolló un interesante programa de trabajo que le llevó a publicar catorce libros, a colaborar asiduamente en la prensa diaria de su país, a traducir autores literarios alemanes al sueco, a dirigir la revista Lychnos (anuario de la sociedad sueca de historia de la ciencia), y a recibir numerosos premios como autora, siendo un nombre habitual en las nominaciones anuales del premio August de la Asociación de Editores de Suecia.

La obra de Karin Johannisson se ha caracterizado por su voluntad y capacidad de escribir la historia de la medicina a través de la explicación vívida de las complejidades de lo humano: las emociones, las sensaciones, los sentimientos, el sufrimiento, el intelecto… Sus libros son notables por la búsqueda de soluciones narrativas originales para contar la historia, a través de una labor intensa e inteligente en la escritura y el uso de una gran diversidad de fuentes, incluyendo historias clínicas, relatos de pacientes, novelas, fotografías, diarios, prensa periódica, correspondencia o informes de autopsias, con resultados especialmente acertados.

Aunque Johannisson fue una autora de éxito en el mercado editorial de la divulgación de la ciencia en Suecia, ella nunca se consideró como una escritora de divulgación científica en sentido restrictivo. Su principal objetivo fue tratar de escribir de manera comprensible para la mayoría de lectores – algo que cualquier autor universitario debería intentar con más empeño de lo que es habitual en las élites académicas. Su obra está conscientemente marcada por su biografía, al ser hija de un reconocido lingüista sueco, a menudo abstraído en sus investigaciones y ausente de la vida familiar, y de una madre alemana que emigró a Suecia por la Segunda Guerra Mundial y como consecuencia dejó inconclusos sus estudios de medicina y acabó dedicada exclusivamente a las tareas del hogar. Una parte importante del trabajo de Karin Johannisson está escrito desde el punto de vista de la mujer y de su desigual estatus en la sociedad y en la medicina. Algunos de sus libros están dedicados a aquella estudiante de medicina que fue su madre.

3109373 2d_u1253055_0_karinjohannisson_kroppenstunnaskal Nostalgia 2013

En libros como Den mörka kontinenten; kvinnan medicinen och fin-de-siècle (1994) [“El continente oscuro: La medicina de la mujer a finales del siglo XIX”], Kroppens tunna skal (1997) [“La fina carcasa del cuerpo”], Nostalgia; en känslas historia (2001) [“Nostalgia: Una historia de las emociones”], Tecknen: Läkaren och konsten att läsa kroppar (2004) [“Los signos: El médico y el arte de la lectura del cuerpo”], o Melankoliska rum; om ångest, leda och sårbarhet i förfluten tid och nutid (2009) [“Habitación melancólica: Sobre la ansiedad, el aburrimiento y la vulnerabilidad en el pasado y el presente”], Johannisson consigue sacar a la superficie fenómenos del cuerpo, la mente, la práctica médica y la conducta social que yacen en lo más profundo de nuestro devenir humano y cultural.

Teknen 2004 Melankoliska-rum DEn Sarade Divan 2016

En su último libro Den sårade diván [“El diván herido”], estudió los casos de tres mujeres – la escritora Agnes von Krusenstjerna, la pintora Sigrid Hjertén y la poeta Nelly Sachs (premio Nobel de literatura en 1966) – a las que les diagnosticaron problemas psiquiátricos y fueron internadas en instituciones hospitalarias para enfermos mentales, pero que sin embargo pudieron desarrollar a lo largo de su vida una fructífera producción intelectual. Con ello, Johannisson pone de manifiesto las tenues fronteras entre lo patológico y lo normal, el papel de la enfermedad en configurar identidades y la dramática intolerancia hacia las mujeres que aspirando a la misma libertad que los hombres traspasaron las fronteras establecidas por la sociedad patriarcal.

Paradójicamente, a pesar de la alta calidad del trabajo de Johannisson y el claro internacionalismo de sus temáticas, sus aproximaciones y su uso de fuentes secundarias y primarias, su carrera se desarrolló fundamentalmente en Suecia y el impacto de su obra fuera de su país ha sido hasta ahora muy limitado. Al parecer ninguna de sus obras ha sido traducida del sueco a otras lenguas, con la excepción de un volumen colectivo de historia de la universidad de Uppsala (traducido al alemán, al francés y al inglés) y de Tecknen: Läkaren och konsten att läsa kroppar (2004) publicado en castellano por la editorial Melusina de Barcelona (sólo dos años después de su aparición en Suecia) como Los signos: El médico y el arte de la lectura del cuerpo. La traducción española fue realizada por el periodista y editor finlandés Bengt Oldenburg que con su dilatada trayectoria en el mundo cultural sueco, argentino y español tendría seguramente mucho que ver en esta feliz conjunción editorial.

Lo signosLos signos pone a disposición del lector latinoamericano y español una magistral introducción a la historia de la medicina, original en su concepción y ejecución, compleja en sus argumentos y al mismo tiempo atractiva y accesible para todos los públicos.

Existen introducciones a la historia de la medicina por autores antiguos y modernos que escribieron pequeños tratados panorámicos o libros de texto, como Erwin Ackerknecht, José María López Piñero, William Bynum, Roy Porter, Mark Harrison, Josep Lluís Barona, Jacalyn Duffin, Keir Waddington o Pratik Chakrabarti. Algunos de estos libros, como History of Medicine: A Scandalously Short Introduction (1999) de Duffin o The History of Medicine: A Very Short Introduction (2008) de Bynum, son magníficas introducciones a la materia.

Los signos de Johannisson no fue concebido en sí como un curso, un libro de texto o una visión panorámica de la medicina desde el inicio de los tiempos. Sin embargo, se trata de una obra de gran sofisticación y originalidad que consigue cumplir con los mismos objetivos y supera con creces a la mayoría de obras introductorias a la historia de la medicina.

Para muestra, en los próximos días iremos publicando una visión poliédrica de reseñas de Los signos producidas en marzo de este año en Bogotá por estudiantes de segundo año de medicina.

Josep Simon

Advertisements

One thought on “Los signos de Karin Johannisson (1944-2016)

  1. Reblogged this on Anatomías urbanas and commented:
    Una triste noticia que nos permite poner bajo el foco, a partir del excelente libro de Karin Johannisson, un asunto controvertido, pero poco debatido, como es el de la docencia de la historia de la medicina en la actualidad. Celebramos y compartimos esta iniciativa .

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s